La intervención de la Tribu Venda

Esta semana, mi amiga Beatriz me sugirió que viera un vídeo del Dr. Wayne Dyer donde explica lo que es la inspiración y cómo conectarse con aquello que nos inspira.

El video denominado Inspiration, your ultimate calling es simplemente espectacular. Cada uno de los aspectos tratados constituye todo un conocimiento y una fuerza única para expandir la conciencia hacia aquello que realmente nos puede permitir crecer y ser mejores,  al actuar en conformidad con el espíritu y fluir con la vida,

De todas las historias y  personas  inspiradoras de las cuales habla el Dr.  Dyer, la de Peace Pilgrim, y lo que ella había escrito en su diario respecto a la tribu Venda en Sudáfrica me llamó poderosamente la atención.  Relata esta Peregrina de la Paz que en la Tribu Venda

 ¨…cuando la persona actúa irresponsable o injustamente, él o ella se coloca en el centro del pueblo, solo y desprotegido, se deja de trabajar y el pueblo entero se reúne alrededor del acusado. Todos, de todas las edades, comienzan a hablar en voz alta al acusado. Una a la vez, cada una le dice todas las cosas buenas que hizo durante su vida. Cada incidente, cada experiencia que pueda recordarse con detalle y precisión, se cuenta. Todas sus cualidades, buenas obras,  fortalezas y actos de bondad se recitan con cuidado y detenimiento. A nadie se le permite inventar, exagerar o burlarse de los logros o aspectos positivos del acusado. La ceremonia tribal normalmente duraba varios días. No cesaba hasta que todos hicieran algún comentario positivo. Al final, el círculo tribal se rompía, una celebración de alegría tenía lugar y le daban una bienvenida simbólica a la tribu. La necesidad  por esas ceremonias es rara.¨

Al escuchar este relato de intervención,  en la voz del Dr. Dyer, me quedé muy pensativa. Con qué facilidad juzgamos a otros, con qué frecuencia les decimos o mostramos con obvio desagrado lo que nos parece que está mal, lo que a nuestro parecer es incorrecto, somos jurados y jueces, no damos oportunidad al objeto de nuestra inquisición para siquiera mostrar su visión, argumentos u opinión de algo en lo que quizás nosotros tampoco tengamos la razón.   Y aún cuando la conducta sea realmente inapropiada y dañina, ¿qué resultados obtenemos con juzgar y sentenciar? En mi experiencia, lo que se logra es un distanciamiento aun mayor, en ocasiones un refuerzo de la conducta que consideramos inapropiada y, definitivamente, ninguna solución positiva.

Creo que si al momento de juzgar a otros, lo hiciésemos como lo hace la tribu Venda, sin lugar a dudas habría más paz, mejor comunicación y felicidad.

En mi caso en particular, tomaré esta filosofía Venda como norte, merece la pena aplicarla y se que ya hay muchas personas en nuestro planeta que están en ello hace mucho tiempo. 

De momento estoy leyendo un poco respecto a ese gran ser humano que fue Peace Pilgrim. Honro su memoria y sus enseñanzas y me permito compartirlas con ustedes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s